¿Eres productor de tomate? ¡Este es tu año!

 

 

FRESH PLAZA. La producción de tomate en México continúa a niveles altos gracias a las condiciones meteorológicas favorables. Sin bien el frío ha afectado a regiones de México en las últimas semanas, el principal distrito de cultivo de tomate en esta época del año se encuentra en el noroeste del país, que en estos momentos está disfrutando de unas condiciones soleadas y cálidas.

 

 

Leer más

La Flor de Jamaica puede salvar tus frutos de E. coli

Leer más

América Latina se transforma para convertirse en la despensa del mundo

Julio César Rivas. El rápido aumento de la población mundial, que en 2050 será de 9,000 millones de personas, y el crecimiento de la capacidad adquisitiva en países como China están permitiendo la rápida transformación de América Latina en una región de agronegocios.

Para satisfacer las demandas de la población mundial en 2050, los expertos calculan que la producción de alimentos del planeta tiene que aumentar un 60 %.

 

Y con el aumento de la capacidad adquisitiva de amplias franjas de la población en países asiáticos, especialmente en China, las necesidades alimentarias serán incluso más exigentes.

Leer más 0 comentarios

México está listo para usar el maíz a su favor en las negociaciones del TLCAN

Kirk Semple, The New York Times. De los cientos de millones de tortillas que se consumen diariamente a la incontable Paralelamente, serán necesarias políticas que reduzcan las inequidades en ingreso y en oportunidades sobre todo en la población más vulnerable; estrategias para asegurar que la inversión productiva en el sector y los beneficios de la integración y coordinación vertical lleguen a los productores más pequeños que se encuentran más expuestos a los riesgos externos y asociados a la actividad.

Estas estrategias deberán acompañarse de programas de protección social que permitan mitigar el impacto de corto plazo de los riesgos climáticos, sociales y económicos a los que los productores más pequeños se enfrentan.

En este sentido, el diseño de políticas públicas inteligentes y la presencia de instituciones eficientes y dinámicas que capturen las diferentes dimensiones involucradas en un desarrollo sustentable son condiciones fundamentales para lograr este cambio de paradigma.

Leer más 0 comentarios

La respuesta: sí, pero los sistemas agroalimentarios tendrán que cambiar

Para mejorar la productividad de los sistemas agroalimentarios de manera sustentable y así poder cubrir la creciente y cambiante demanda por alimentos, es necesario una inversión importante en infraestructura productiva y sobre todo en investigación y desarrollo en el sector, particularmente en países en desarrollo y en transición.

Esto, para promover la adopción de tecnologías y prácticas productivas sustentables adaptadas a las condiciones particulares de cada región, como son los sistemas agroforestales, manejo pesquero integral, esquemas de agricultura climáticamente inteligente o proyectos agrícolas y pecuarios integrados, entre otros.

Así, las mejoras tecnológicas acompañadas de una reducción en la utilización de combustibles fósiles pueden ayudar a disminuir los efectos del cambio climático y sus potenciales impactos en la actividad

Leer más 0 comentarios

Tendencias y retos en la agricultura mundial

José Renato Navarrete Pérez.

Aun cuando se observan avances significativos en la reducción del hambre, la pobreza y la seguridad alimentaria mundial, las tendencias económicas y demográficas actuales confirman que mantener el paradigma productivo actual ya no es alternativa; para poder desarrollar el potencial económico y social de los sistemas agrícolas es necesaria una transformación basada en sistemas productivos integrales que contemplen la economía rural y la administración sustentable de los recursos naturales.

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por su sigla en inglés) recientemente publicó el documento “El futuro de la alimentación y la agricultura”, en el cual presentan las principales tendencias y retos a los que se enfrentan los sistemas alimenticios mundiales para alcanzar su potencial económico y social.

Destacan como principales tendencias la desaceleración del crecimiento poblacional mundial, contrastada con incrementos en el sur de Asia y África así como el envejecimiento de la misma.

También, la presión que ejercen el crecimiento económico y el comercio mundial en los sistemas alimentarios, toda vez que países emergentes muestran un mayor desarrollo de su clase media y, por consecuencia, un cambio en la demanda alimentaria hacia alimentos de producción más intensiva.

De igual manera, la competencia por la utilización de recursos naturales estresa de manera importante la producción de alimentos y la disponibilidad de los mismos.

Muestra de ello es que la expansión de tierra para uso agrícola continúa siendo la principal causa de deforestación a nivel mundial.

 

La utilización de alimentos para la producción de bioenergía y, en exceso, de agua pone presiones adicionales a la actividad; en algunas zonas en desarrollo la utilización de agua para producción agrícola puede representar hasta 90% del agua disponible para consumo.

Leer más 0 comentarios