El transporte humano, fundamental en la transmisión de enfermedades y plagas

¿Cómo llega un escarabajo de Oriente Medio hasta el Caribe o Centroamérica? La respuesta está en el transporte humano, poco cauteloso con plagas o enfermedades no perceptibles a simple vista. Los “vertidos biológicos”, que podrían entenderse como la liberación no consciente de organismos o microorganismos en un entorno del que no son originarios, son prácticamente inevitables en un mundo en el que hay 527 millones de desplazamientos de contenedores marítimos cada año. De hecho, en 2016 la FAO informaba del peligroso vínculo entre plagas y transporte, asegurando que “las invasiones biológicas causan daños por valor de un cinco por ciento de la actividad económica mundial anual, equivalente a un decenio de desastres naturales”. Sin embargo, todavía hoy las medidas de prevención de este tipo de riesgos en el transporte son meras recomendaciones y no tienen carácter reglamentario.

Escribir comentario

Comentarios: 0