Open Days de Bejo Zaden en Holanda, cada vez con un mayor impacto

Del 21 al 25 de septiembre pasado se llevó a cabo la visita a Holanda, con el equipo de Bejo México, encabezado por Jan de Lange (Director General), Alfredo Salinas (Desarrollo de Producto), Marcos Cuenca (Representante de ventas Sureste) y Marcos E. Aviña (Representante de ventas Centro), acompañados por Luis Espino y su esposa (AgriJar), Crescenciano y Rutilio Reséndiz (Central Agrícola del Valle), Israel Acuahuitl y Rita Cuautle (Agroquímicos Jimmy), José Gudiño (Keithly Williams) y José Guadalupe Gómez Brindis (Agricultura Moderna).

 

El punto medular de esta visita son las instalaciones centrales de Bejo Zaden en Warmenhuizen, donde se realizan anualmente los Open Days. A la vez es el anfitrión de poco más de 3 mil visitantes provenientes de los 5 continentes que se reúnen por una semana para recorrer sus instalaciones, los campos demostrativos, los invernaderos, la demostración tecnológica y además se aprovecha para conocer la agricultura holandesa.

En el evento inaugural se contó con la asistencia de los Gerentes de Bejo en las Américas: Pieter Dekker, Argentina; Paulo Christians, Brasil; Jeroen Dekker, Chile; Mainor A. España, Guatemala y Jan de Lange, México; acompañados por Claudia Geldermans, Atención a Clientes de Bejo Zaden; Renato España, Area Crop Manager de Bejo Zaden para México y Centroamérica y Peter Buter, Area Business Manager Américas de Bejo Zaden.

“Bejo es una empresa que ha aumentado el porcentaje de la participación a nivel mundial” apuntó Jan de Lange. Por lo tanto –agregó–, en los Open Days cada vez tenemos más variedades que mostrar, ya sea en las variedades convencionales, como en las orgánicas.

Las variedades orgánicas son obtenidas de manera totalmente orgánica, desde los terrenos donde se producen, incluyendo todo el proceso de producción, selección y empaque. Debido al crecimiento de la demanda mundial de este tipo de alimentos, nuestro portafolio de variedades orgánicas ha crecido también, aseguró el Director General de Bejo México.

Los Open Days son un excelente escaparate para ver todo el portafolio de Bejo y también sirve como primer filtro para ver qué tipo de materiales podrían verse bien en las condiciones de México, como es el caso de zanahorias, betabeles, repollos, rábanos, coliflores, brócolis, tomates, entre otros. Con la selección realizada aquí, el siguiente paso es que se iniciaran los primeros ensayos en nuestro país.

 

En la capacitación, reducir la brecha

“En los Open Days la gente viene a conocer el proceso de mejoramiento, producción, selección y empaque de las semillas provenientes de muchos lugares del mundo, las cuales se concentran en Bejo Holanda para después salir a todos los continentes y todas con una misma calidad, LA CALIDAD DE BEJO”, indicó Jan de Lange.

Además –agregó–, los asistentes tienen la oportunidad de capacitarse conociendo las diferentes técnicas de producción de hortalizas en las distintas regiones visitadas durante su estancia, así como de ver todo el proceso de mejoramiento y producción en cultivos como espárrago, poro y rábanos, los cuales se vieron en la Estación de Bejo en Kessel (sureste de Holanda).

También se dio una visita a la empresa De Groot & Slot, donde en 12 hectáreas de invernadero tienen 42 lotes para el mejoramiento e incremento de las semillas de cebolla amarilla, roja y blanca, las cuales comercializan en conjunto con Bejo.

En la empresa Broer (que pertenece a Bejo y es famosa por su marca Quality inside) se vieron las ventajas del empleo de la técnica de micro-bulbos (sets) sobre la siembra directa y los trasplantes, que en dos meses están listos y soportan hasta 6 meses de almacenaje. Su principal ventaja estriba en la uniformidad en germinación y en el tamaño de los bulbos. En España tienen 6 años usando esta técnica de producción tanto en cebollas rendidas, como en cebollas de manojo con excelentes resultados.

Con la visita al Noordoostpolder (la isla en el centro de Holanda) se tuvo la oportunidad de conocer lo que están haciendo los agricultores holandeses, lo cual fue muy interesante ya que ellos tienen un periodo muy corto de producción y además la mano de obra en Holanda es cara.

Los agricultores holandeses se enfrentan a estos retos realizando todas sus actividades de la manera más mecánica posible y con el menor uso de personal, ya sea desde la siembra, labores de cultivo, cosecha, selección, procesamiento y empaque. Esto es necesario porque las condiciones climáticas en la mayoría de las ocasiones complican su realización. “Aquí se ve que los agricultores holandeses se han adaptado a estas ventanas tan cortas y de ahí también la importancia de la mecanización del campo”, aseguró Jan de Lange.

El ver la cosecha mecánica de la zanahoria, así como su rápida llegada a los centros de lavado, selección, procesamiento y empaque son parte fundamental del aprovechamiento de un corto periodo (abril a septiembre) para hacer las labores en los campos de Holanda. Lo mismo sucede con repollo, papa, cebolla, coliflor y demás cultivos que deben estar listos para su almacenaje antes de que empiece la estación invernal y haga prohibitivo su producción a cielo abierto. Por lo tanto, el almacenaje - que puede durar hasta 6 meses- es fundamental para contar con productos frescos durante el otoño, invierno y parte de la primavera.

Es común encontrar áreas de producción que superan las 100 hectáreas donde solamente 5 personas manejan toda la producción e incluso el lavado, selección, empaque y almacenaje. También existen quienes únicamente se dedican a la compra de zanahorias por ejemplo y solo realizan el lavado, selección, procesamiento, empaque y almacenaje de los vegetales. La venta al extranjero es una actividad normal y se destina cierto porcentaje a la venta a los mercados exteriores de Europa, como África e incluso América.

 

Demostración tecnológica

En los Open Days no solo se muestran las más recientes novedades de Bejo, también se tiene una visión de la más reciente tecnología que le permiten a los agricultores en todo el mundo facilitar sus procesos productivos, ya sea desde preparadoras del suelo y acolchado, sembradoras, trasplantadoras, cosechadoras, drones, robots, empacadoras, entre otros implementos.

El demostrar la más reciente tecnología tiene como objetivo de reducir la brecha de aprendizaje y hacer esa curva menos pronunciada para los agricultores.

La mecanización en la producción agrícola lentamente empieza a llegar a México y se ve más en lugares donde cada vez se hace más difícil acceder a mano de obra.

 

Continuidad

“La apuesta de Bejo está en seguir invirtiendo para así mejorar las variedades de hortalizas para un mundo que está pidiendo más y más alimentos, siendo un proveedor de semillas de alta calidad. Para dar un ejemplo; no es lo mismo un tomate en México, Sud-África o Rusia. Cada uno de ellos tiene un mercado final bien definido, así como condiciones muy diferentes (clima, horas luz, altitud, entre otras) que definen el tipo de tomate para el consumidor final. De eso estamos muy conscientes y por lo tanto, en Bejo desarrollamos variedades acordes a sus necesidades”, señaló Jan de Lange.

 

Nuevas opciones

Las siguientes etapas en el posicionamiento de nuevos materiales están enfocadas en cultivos como la cebolla blanca, con excelentes materiales ya presentes en el mercado. Además, una reciente introducción son las variedades de Kale que tiene un mercado en plena expansión, sobre todo en Estados Unidos. Como México es su principal proveedor de vegetales, se debe aprovechar este momento para producir y comercializarlo.

 

Lechugas: la novedad de Bejo

La más reciente incorporación al portafolio de Bejo y que llamo más la atención entre los más de 3 mil visitantes al Open Days fueron las lechugas. Con la adquisición de la empresa Holandesa Agrisemen, Bejo ahora cuenta con variedades de lechuga tipo Iceberg, Batavia, Mantequilla, Hoja de roble, Lollo y Baby.

“El mercado de las lechugas se encuentra en pleno crecimiento, no solo en México, sino a nivel mundial. Esto debido a la mayor importancia que están cobrando las ensaladas frescas en la alimentación cotidiana. Con la adquisición de este amplio portafolio de lechugas, Bejo ahora tiene la oportunidad de ofrecer mejores variedades a los agricultores mexicanos”, finalizó el Director General de Bejo México.

 

Flavours around the world

En esta edición el concurso culinario “Flavours around the world”, realizado en el marco de los Open Days 2015, fue premiado a la receta “Crema de Romanesco”, enviada por Susana Muñoz Campillo, quien trabaja en Atención a Clientes en Bejo México. En el cuadro 1 se detalla la receta. ¡Muchas felicidades!

 

Cuadro 1. La receta ganadora del concurso mundial “Flavours Around the Word” ¡buen provecho!

Crema de Romanesco

4 a 6 porciones

Ingredientes:

• 1/2 Romanesco (Var. Veronica)

Cabeza cortada en trozos pequeños

• 1/2 cebolla blanca picada

• 1 diente de ajo picado

• 150 gramos de apio picado

• 90 gramos de mantequilla

• 2 tazas de leche

• 2 tazas de caldo de pollo

• 1 taza de nueces

• 4 cucharadas de harina

• 1 cucharada de Oporto

• Crema para el sabor

• sal al gusto

Preparación:

Pre cocinar (o pre-cocer) el romanesco hasta que estén blandas las piezas. Calentar la mantequilla en una olla grande hasta que se derrita. En una sartén freír las nueces brevemente, sacarlas y reservarlas. A la mantequilla derretida agregar la cebolla, el apio y el ajo y freír hasta que las cebollas estén suaves, luego añadir la harina y mezclar bien para evitar grumos. Agregar el caldo de pollo poco a poco y seguir mezclando y añadir la leche. Añadir el Oporto y llevar a ebullición. Por último añadir los trocitos del Romanesco Verónica. Dejar enfriar y luego se licua. Colocar la mezcla de nuevo en la olla y llevar a ebullición. Sazonar con sal y agregar la crema para el sabor. Finalmente añadir las nueces fritas.

 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0