La espinaca, un cultivo con mucho por ofrecer al mercado

Casa I. Treviño, SA de CV

www.grupotrevino.com

Tel /Fax: (55) 5578-2953/2964


La espinaca, cuyo nombre científico es Spinacea oleracea, pertenece a la familia de las Chenopodiaceae, una familia de potencias nutricionales al igual que el betabel o remolacha, quínoa y acelga. Comparte un perfil de sabor similar con estos otros dos vegetales; la amargura de hojas de remolacha y el sabor ligeramente salado de acelgas. Crecen muy bien en climas templados, siendo hoy en día Estados Unidos y China, entre otros, los países productores más importantes. Están disponibles durante todo el año.

La espinaca, cuyo nombre científico es Spinacea oleracea, pertenece a la familia de las Chenopodiaceae, una familia de potencias nutricionales al igual que el betabel o remolacha, quínoa y acelga. Comparte un perfil de sabor similar con estos otros dos vegetales; la amargura de hojas de remolacha y el sabor ligeramente salado de acelgas. Crecen muy bien en climas templados, siendo hoy en día Estados Unidos y China, entre otros, los países productores más importantes. Están disponibles durante todo el año.

 

Taxonomía y morfología

Planta: en una primera fase forma una roseta de hojas de duración variable según condiciones climáticas y posteriormente emite el tallo. De las axilas de las hojas o directamente del cuello surgen tallitos laterales que dan lugar a ramificaciones secundarias, en las que pueden desarrollarse flores. Existen plantas masculinas, femeninas e incluso hermafroditas, que se diferencian fácilmente, ya que las femeninas poseen mayor número de hojas basales, tardan más en desarrollar la semilla y por ello son más productivas.

• Sistema radicular: raíz pivotante, poco ramificada y de desarrollo radicular superficial.

• Tallo: erecto de 30 cm a 1 m de longitud en el que se sitúan las flores.

• Hojas: caulíferas, más o menos alternas y pecioladas, de forma y consistencia muy variables, en función de la variedad. Color verde oscuro. Pecíolo cóncavo y a menudo rojo en su base, con longitud variable, que va disminuyendo poco a poco a medida que soporta las hojas de más reciente formación y va desapareciendo en las hojas que se sitúan en la parte más alta del tallo.

• Flores: las flores masculinas, agrupadas en número de 6-12 en las espigas terminales o axilares presentan color verde y están formadas por un periantio con 4-5 pétalos y 4 estambres. Las flores femeninas se reúnen en glomérulos axilares y están formadas por un periantio bi o tetradentado, con ovarios uniovulares, estilo único y estigma dividido en 3-5 segmentos. 

 

Historia

Se cree que la espinaca proviene de la antigua Persia (actualmente Irán). En el siglo VII llegó a China en manos del rey de Nepal como regalo para el emperador chino. Fueron luego los Moros que la introdujeron en España en el siglo XI y de ahí al resto de Europa. La espinaca fue el vegetal favorito de Catalina de Medici. Cuando dejo su Florencia natal, en Italia, para casarse con el rey de Francia, viajó con sus cocineros que le preparaban especialmente diferentes platos con espinaca. Por ello, desde entonces todo plato preparado a base de espinacas, se lo conoció como espinaca a la Florentina. El vegetal cuenta con gran popularidad entre los aficionados a la comida de hoy y gourmets de todo el mundo.

 

Tipos y variedades

• Espinaca de hoja rizada o savoy: es la variedad más popular de espinaca que se come cocida debido a su textura firme. Se vende normalmente en atados y requiere de un buen lavado con agua antes de cocinarla. Sus hojas son onduladas, crujientes y de un color verde oscuro.

• Espinaca de hola lisa: al igual que la anterior también se consume cocida. Sus hojas con más grandes, más lisas y más tiernas que la variedad anterior. Son más fáciles de lavar. Normalmente se venden en bolsas sin los tallos. Si bien se venden pre-lavadas, siempre es aconsejable lavarlas antes del consumo.

• Espinaca baby: se destacan por ser más pequeñas y más tiernas que las anteriores. Se usan en la preparación de diferentes ensaladas. La espinaca baby, no es más que la espinaca de hoja lisa que ha sido cosechada en forma temprana. Tiene un sabor más dulce y se vende en bolsas con sus tallos, que no necesitan ser removidos ya que son igual de tiernos. Poseen menor cantidad de ácido oxálico.

 

Cultivo y manejo

• Sustrato: La espinaca resulta favorecida por los suelos ricos y húmedos, pero puede crecer en cualquier suelo siempre y cuando éste tenga suficiente materia orgánica. En pequeños huertos o maceteros basta con agregar una cantidad generosa de compost a la tierra. Los suelos ácidos no favorecen a la espinaca. Tampoco tolera valores de pH del suelo superiores a 6.7. Los suelos excesivamente alcalinos pueden provocar clorosis férrica. La favorece valores de pH entre 6 y 6.5. Si la tierra está muy ácida se puede utilizar cal como enmienda para solucionar el problema.

• Germinación: La espinaca es una planta que necesita poco calor para crecer, de lo contrario florecerá tempranamente y se pondrá muy amarga para ser comida. Es por esto que la mayoría de las variedades de espinacas se plantan o muy temprano en primavera o en otoño cuando ya ha pasado el calor del verano. Ahora, si se quiere plantar en verano, se pueden buscar algunas variedades que sean más resistentes al calor.

• Siembra: La siembra de las semillas de espinaca se hace directo en la tierra, preferentemente a 2 cm de profundidad. En los huertos o bancales se hacen hileras separadas por 30 cm y en maceteros se esparcen las semillas alrededor de toda la superficie. En siembra a chorrillo se utilizan 30-50 kg de semilla por hectárea. Cuando aparecen las pequeñas plantas se aclara a una distancia de 10 cm entre planta en los huertos y en los maceteros se aclara dejando un radio de alrededor de 20 cm entre cada planta.

• Riego: El consumo de agua depende de la época del año, tipo de suelo y evapotranspiración, los aportes de agua al cultivo deben ser regulares especialmente en verano y cerca de la fecha de cosecha para evitar estrés que derive en emisión de tallo floral.

 

Características y ventajas

La espinaca buena, madura tendrá hojas verdes que no estén marchitas o marrón en los bordes. Su sabor es más dulce cuando está cruda, y se agudiza cuando se cocina. La espinaca es popular en ensaladas y como una adición saludable a otros platos como la lasaña, pastel de carne y cualquier cosa "florentina".

La espinaca tiene un sinnúmero de beneficios para la salud demostrado concluyentemente:

• La espinaca tiene un altísimo valor nutritivo y es rica en antioxidantes. Es una buena fuente de vitaminas A, B6, B2, B1, C y K, y también contiene magnesio, manganeso, ácido fólico, hierro, calcio , potasio y ácidos grasos Omega-3.

• Siempre ha sido considerada como una planta con notables habilidades para restaurar la energía, aumentar la vitalidad y mejorar la calidad de la sangre. Hay buenas razones por qué las espinacas producirían tales resultados, principalmente el hecho de que es rico en hierro. El hierro juega un papel central en la función de las células rojas de la sangre que ayudan en el transporte de oxígeno por todo el cuerpo, en la producción de energía y síntesis de ADN.

• Los flavonoides y antioxidantes que se encuentran en las espinacas, en particular el antioxidante beta-caroteno, se ha demostrado en múltiples estudios que ayudan a combatir muchos tipos de cáncer, incluyendo el cáncer de mama, próstata y cáncer de ovario. La espinaca puede reducir el riesgo de cáncer de piel, de acuerdo con investigadores del Instituto Queensland de Investigación Médica. Los investigadores encontraron que los vegetales de hojas verdes como la espinaca y las acelgas están vinculados con una reducción en el riesgo de cáncer de piel, sobre todo entre los que tienen un historial previo de la enfermedad.

• Previene la aterosclerosis, ya que estos antioxidantes en forma conjunta, evitan que el colesterol se oxide y forme LDL (colesterol malo).

• En un estudio reciente se encontró que un plato de espinacas cada día aumenta la eficiencia muscular.

• La espinaca también aumenta la salud de los ojos y tiene fuertes propiedades anti-envejecimiento.  Por sus acción antioxidante, previene la degeneración macular y protege contra el desarrollo de cataratas. Recientes investigaciones han descubierto que estos carotenoides son solubles en grasa. Por ello, el consumo de espinaca acompañado de algún alimento rico en grasas como el huevo o frutos secos, favorece la absorción de estos nutrientes.

• Fortalece los huesos.

• Promueve la salud gastrointestinal  y favorece el tránsito intestinal: la fibra que contiene promueve el buen tránsito intestinal y a la vez causa sensación de saciedad, ideal para adelgazar.

• Desalienta los ataques al corazón, incluso si ya tienes problemas cardiovasculares.

• Es un documentado agente anti-inflamatorio, lo que significa que puede calmar partes infectadas e inflamadas de tu cuerpo, como las úlceras estomacales.

• Algunos científicos sospechan que sus propiedades ayudan a desalentar problemas mentales relacionados con la edad como la enfermedad de Alzheimer y la demencia senil, así como la más simple pérdida de la memoria a través del tiempo.

• Ayuda a bajar de peso: es ideal para incluirla en un plan de comidas para reducir el peso, debido a su bajo contenido calórico y su gran aporte nutricional.

• Beneficia a mujeres embarazadas y niños: debido a su contenido de ácido fólico (vitamina B9).

• Mantiene la presión arterial balanceada: gracias a los minerales magnesio y potasio que contiene. Además su alto contenido en potasio y la poca cantidad de sodio que contiene, favorece la eliminación de líquidos en exceso de nuestro organismo favoreciendo a personas que padecen de hipertensión.

 

Recomendaciones

• Selección: al comprar espinaca, elija aquella cuyas hojas tienen un color verde brillante, con tallos frescos y crujientes. Evite aquellas de coloración verde amarillentas o con hojas dañadas. 

• Almacenamiento: debido a que la espinaca es un vegetal delicado, se recomienda guardarla en el refrigerador/heladera para mantener sus propiedades nutricionales y su sabor. Guardarla en bolsas plásticas antes de refrigerarlas, sacando la mayor cantidad de aire posible. No lavarlas antes de refrigerarlas , ya que el agua las arruinará antes de tiempo. Si se almacena apropiadamente, la espinaca se conservará fresca alrededor de 5 días. 

• Preparación: la espinaca debe lavarse bien antes del consumo para retirar toda presencia de tierra. Descartar las hojas y los tallos que estén decolorados o dañados. Cortar 2-3 cm del final del tallo. Lavarlas en un bol con agua, cambiando el agua un par de veces hasta que no haya más residuos de tierra. Dejar escurrir en colador. Los tallos se pueden cocinar junto con las hojas. En el caso que sean grandes y más duros, es conveniente separarlos y cocinarlos 2 minutos antes de agregar las hojas. 

• Cocción: la mejor forma es hervirla en forma rápida (1 minuto). Dejar hervir el agua en un recipiente, agregar la espinaca, cocinar por 1 minuto sin tapar, retirar del fuego y colar. No hervir por largo tiempo ya que perderá gran parte de sus nutrientes.

 

El mercado y las tendencias

En el 2014 la espinaca en el país se cosecho en 1,992.04 hectáreas, con una producción de 26,299.38 toneladas, producidas en 14 estados de la nación, con un rendimiento promedio nacional de 13.20 t/ha y un precio medio rural de valor total de la producción de 4,103.21 pesos/tonelada y un valor total de la producción de 107,911,760.00 pesos. La entidad más importante es Guanajuato, seguido de Puebla y el Estado de México, con 680, 368 y 292 hectáreas, respectivamente.

En 2014 México exporto espinacas al mercado internacional (básicamente Estados unidos) por un valor de 23,636,805.00 dólares, aunque en un menor porcenteje también se accede a mercados como Belice, Canadá, Guatemala y Costa Rica.

La espinaca se ofrece al consumidor en varías formas según el mercado destino: fresco o proceso. Es importante la eficiencia en los procesos de cosecha y almacenamiento antes de la su carga, así como los controles de calidad en campo y en el almacén para evitar posibles problemas de calidad en el destino final, donde la regla básica es:  menos procesos en el producto antes de su llegada a los centros de consumo, mayor vida de anaquel. El enfriado es otro de los puntos críticos.

La seguridad alimentaria está garantizada por las Buenas Prácticas Agrícolas en el cultivo llevada a cabo por los departamentos técnicos y corroborada por los constantes análisis y auditorias externas que se hacen a los procesos y productos que salen al mercado. La producción de espinacas se realiza duranbte todo el año y en el mercado fresco se puede presentar en las siguientes formas:

• Baby leaf (brotes) con un tamaño de 8 a 9 cm que se utiliza para mezclas en la elaboración de ensaladas preparadas (Gama IV y V).

• Teen (espinaca juvenil) que mide 12 cm, aproximadamente.

• Espinaca de corte. Se cultiva para corte, por lo que la hoja debe ser mayor de 14 cm, y se comercializa en bolsas de monoproducto o en manojos.

• Espinacas con raíz en bonches, para mercado fresco en mercados locales y centrales de basto.

A pesar del consumo de espinaca congelada (entrera o cortada, así como en mezcla con otros vegetales), y como lo están marcado los nuevos tiempos sigue aumentando la tendencia al consumo de vegetales frescos, especialmente la espinaca destinada a consumo en ensaladas. El congelado ofrece ventajas gracias a la vida anaquel del producto, pero cada vez más, se ven los formatos de IV y V gama funcionar mejor en una sociedad que cada día más concienciada por consumir alimentos frescos y seguros de forma cómoda. Por lo que al señalar “fresco vs congelado”, que el producto fresco todavía tiene mucho que ofrecer al mercado, nacional e internacional.

 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    t9siitgj9'nhçdyijudt (lunes, 12 marzo 2018 17:59)

    dytyisdjh0yazìjitzxktg¡90ujrx'hujrçs9jhn90¡xt9ik'97ijkd90hd9un '0njk'¡jkcxf0fhjn ' kiç' p`0¡xfyju'xyçrkshji06dij 0y7ç0d6es¡'''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''fylkj7x59z
    x

  • #2

    fdy xrrhtxhtxuy (lunes, 12 marzo 2018 17:59)

    cochinada gcfcdkjdmk