Cuando el Presupuesto Base Cero, nos alcance

Ing. Juan Manuel Osorio Hernández

rega.jmoh@hotmail.com

El uso del Presupuesto Base Cero, es una herramienta de trabajo que se usa en 

el mundo de los negocios para redefinir como atender mercados o segmentos 

del mismo, de una forma más eficiente y el punto relevante de esto es, en 

primera instancia, saber de manera clara, definida y por escrito cuál es mi 

objetivo, a dónde quiero llegar, con qué utilidad, con una fecha definida para 

evaluar si cumplí o no mi objetivo y esto nos lleva a intentar responder las 

siguientes interrogantes.

¿Cuál es mi objetivo como gobierno para la agricultura?

- Autosuficiencia alimentaria; aprovechar las ventajas en el sector de tipo 

comparativo; especialización en vegetales frescos, bebidas; todas las anteriores.

Y finalmente garantizar alimentos baratos para una población superior a las 125 

millones de personas.

¿Qué tipo de utilidad deseo generar?

- Social, económica, ambas, y a qué sectores deseo beneficiar.

Cómo se darán cuenta, no es fácil definir el objetivo de un sector de la 

economía.  Si no sabemos a dónde queremos ir y qué queremos lograr. Por lo 

tanto la primera recomendación es que hagamos el recuento de lo que tenemos 

actualmente:

a) 22 millones de hectáreas, de las cuales más de 5 millones son de riego; b) 

una concentración exportadora de productos agropecuarios desarrollada en el 

Noroeste, aunque con lunares de alta productividad en todo el país; c) granos 

concentrados en su producción -en términos de volumen- en el Occidente y 

Noroeste, y d) agua subutilizada en el Sur y Sureste del país.

e) Recursos naturales altamente deteriorados, como es el caso del suelo; f) 

programas de política agrícola que son evaluados por el número de 

beneficiados, como principal factor de beneficio. Y si a esto adicionamos la 

clasificación por tipo de agricultor que hacen instituciones de tres millones de 

pequeños productores, dos millones de medianos y un millón de  empresarios. 

Y finalmente g) escasa articulación productiva de los agricultores para 

cuestiones productivas.

Al inicio


Volvemos al inicio ¿Cuál es el objetivo?, porque de acuerdo a este se alinean 

los recursos, las personas y se crean las políticas agropecuarias, y esto nos 

permitirá armar modelos de negocio y tener un desarrollo ligado íntimamente a 

lo que deseamos lograr. 

Más sencillo en plantear, pero más difícil en reflexionar: 

¿Podría?       Saber todas las Oportunidades con las que se cuenta

¿Puedo?       Disponer de las Fuerzas y Recursos disponibles

¿Quiero?      Un planteamiento adecuado de los Objetivos

¿Debo?         Es indispensable contar con una Responsabilidad Social

Y la pregunta clave: ¿Cómo hacer lo que quiero con el menor costo posible y 

agregando el más alto valor para mis clientes y empleados?

Que para el asunto que nos planteamos es: ¿Cómo atendemos a los 6 millones 

de agricultores, de acuerdo a sus necesidades para generar el mayor valor 

posible en la agricultura y el menor costo posible para alimentar a los 125 

millones de mexicanos?

Para recordar

Solo para recordar que al planear con Base Cero significa, lo que actualmente  

hacemos cambiará de tal forma que se enfocaran recursos de todo tipo a la 

nueva forma de trabajar para obtener mejores resultados a los que ahora 

obtenemos. Esto pasa por detonar las actuales estructuras y crear nuevas 

formas de trabajo y de creación de valor. Sin embargo, las interrogantes son: 

estamos dispuestos a dejar de politizar los recursos; eliminar los subsidios 

eternos; reducir el deterioro de los recursos básicos del agricultor, como el suelo, 

y el desperdicio de agua.

Finalmente, si es así bienvenida la planeación Base Cero, pero si es para 

continuar haciendo lo que hacemos con diferente nombre, valdrá la pena invertir 

tanto en foros, discusiones interminables, y poco compromiso de todos los que 

actuamos en el sector para seguir igual, entonces no hagamos ni planeación, ni 

otro movimiento, pues no vale la pena.